4 Jun · Amparo Ibañez · No Comments

El Trastorno Específico del Lenguaje

lengua6_590

El denominado Trastorno Específico del Lenguaje (TEL) es un retraso que sufren algunos niños  en la adquisición del lenguaje. Este desarrollo enlentecido no se relaciona con un déficit sensorial (visual, auditivo..), intelectual o emocional. Principalmente puede afectar  al desarrollo del vocabulario, la gramática y las habilidades necesarias para entablar una conversación.

Las características generales de este trastorno son:

  • nivel lingüístico inferior a lo que se espera según su grupo de edad.
  • evidencias  a partir de los 2/3 años.
  • no existe una causa aparente  que justifique el retraso del lenguaje.
  • el déficit se refleja en la competencia lingüística (comprensión/producción) pero no en  la intención comunicativa del niño.

Estos déficits   tienen un carácter evolutivo, de manera que si no se interviene de forma adecuada y temprana los problemas suelen ir empeorando a lo largo del tiempo. En general el desarrollo de los niños con TEL es normal, es decir  que a nivel motor, sensorial, social, intelectual etc..  no existe ninguna alteración, estando únicamente alterados los aspectos lingüísticos. Pero ese déficit en el lenguaje y la comunicación  irán provocando un desajuste que posiblemente incida en las siguientes áreas:

  1. Comportamientos básicos para el aprendizaje  como son: habilidades comunicativas, atención, ejecutar instrucciones e imitación verbal .
  2. Comportamientos disyuntivos: ya que el problema que tienen incide en la comunicación con los demás y se frustran al no lograrlo, por ello se comportan mostrando enfado, tirando cosas al suelo, gritando, llorando o con pataletas aparentemente injustificadas .
  3. Inteligencia: un carencia lingüística  afecta a las habilidades verbales que son parte  esencial de lo que se considera “inteligencia” , de hecho  las pruebas de inteligencia contemplan subescalas denominadas de “Habilidades Verbales” cuya baja puntuación afecta al computo general del resultado de la prueba, siendo por esta causa los resultados más bajos.
  4. Aspectos sociales: los problemas de expresión y comprensión del lenguaje suelen provocar que los niños se retraigan en el contacto social y de relaciones, o que sean vistos como niños “torpes” por los demás.Unknown-5
  5. Rendimiento académico: es el área que más afectada se puede ver debido a que  la mayor parte del curriculum escolar se basa sobre  habilidades que tienen un componente verbal.

 

No podemos hablar de un único tipo de TEL, existen varios y cada uno de ellos afecta más de lleno a un determinado aspecto. Si afecta por ejemplo a nivel fonológico el niño tendrá problemas a la hora discriminar el sonido de los fonemas  o  sílabas, esto repercutirá tanto en la comprensión como en  la producción de palabras, si afecta a nivel  sintáctico y gramatical incidirá en la  correcta construcción de la estructura de las oraciones y si es a nivel pragmático surgirán problemas  en el acto comunicativo y conversacional.

En cualquier caso, las técnicas de intervención se diseñarán en función de los resultados  obtenidos en la evaluación diagnóstica  y  se centrarán en aquellas alteraciones que deban ser corregidas en cada caso, siendo muy importante,  independientemente del tipo de TEL,  proporcionar información a la familia   ya que se constituirán como agentes de intervención. Por ello sería conveniente ente otras medidas enseñar  a los padres estrategias  para el desarrollo del lenguaje mediante el juego y las rutinas dentro del contexto familiar 🙂

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR